Furgoneando

TRASTEANDO EN LA GOMERA

DÍA 1. Salimos de Tenerife a las 16,20 en el ferry, llegamos a la Gomera a las 17,10.
Primera parada en San Sebastián, en la Torre del Conde, la cual recoge siglos de historia del pueblo gomero. A sus alrededores tiene una gran zona ajardinada con parque infantil para los peques. Hacemos un stop obligatorio para las meriendas y el disfrute de los trasteadores.

1503865655340g
Torre del Conde

A las 18,50 salimos dirección Vallehermoso. Vamos por una carretera serpenteando los barrancos. Disfrutando de las escarpadas montañas plagadas de balconadas de cultivos, unos apagados por el tiempo y otros en activo. En la parte superior de muchos de estos balcones hay una especie de tirolina con un cajón de hierro que suponemos que es para subir o bajar lo que se recoja en las cosechas. Pasamos preciosos valles con palmeras, con aulagas e incluso con laurisilva. Cada barranco trae un clima diferente, unos más frescos que otros, con o sin nubes, más altos o más bajos, más secos o más húmedos, pero todos con un encanto especial.
Llegamos al pueblo de Vallehermoso. Descendemos por la carretera que se encuentra en el fondo de barranco hasta llegar a la playa de callao. En ella se encuentra un pequeño parque marítimo, con dos limpias piscinas de agua salada. Ya estaba cerrado cuando llegamos.
Hacemos un corto paseo por la playa y pernoctamos sin ningún problema en el aparcamiento, frente a la cafetería de las piscinas. Esta te abastece de agua,  y durante el día puedes asearte y ducharte en sus baños.
No se puede apreciar el cielo por la luz de las farolas aunque tampoco se hubiera visto nada por la calima. La tranquilidad de la noche queda acompañada por el fuerte rugir de las olas.

1503865729045
Pernoctando

DÍA 2. Despertamos en el aparcamiento del parque marítimo. El agua parece en calma y se nota algo de fresco. Desayunamos, nos aseamos y nos vamos hacia el pueblo. Compramos algunas cosas para comer en el supermercado y nos dirigimos hacia el Centro de Interpretación Las Loceras. Leemos paneles y vemos imágenes de la isla desde un punto de vista mas histórico. Nos dan un mapa de senderos y nos dicen amablemente los caminos más sencillos.
Cruzamos bosque de laurisilva por una estrecha carretera. Llegamos a la Laguna Grande y los niños aprovechan para jugar en el parque de madera mientras el bebé duerme. Nosotros hablamos a la sombra.

1503865779525
La Laguna Grande


Cuando el peque abre los ojos hacemos una circular pequeñita de 700metros. La ruta número 3, El fayal brezal encantado. Es un precioso sendero repleto de la característica flora de los bosques de laurisilva. Con verdes árboles retorcidos pintados por un musgo seco de agosto. Un camino que hacemos sin problema con los peques y porteando al bebé. Les hablamos de los problemas incendios al ver una zona quemada. Intentamos hacerles conscientes de lo importante que es cuidar el medio que nos rodea, les contamos historias y les hacemos la ruta más llevadera. Al terminar comen un bocadillo en el área recreativa que se encuentra cerca del aparcamiento.

1503865908825
Ruta 3

Nos vamos dirección Valle Gran Rey, un majestuoso barranco cargado de palmeras y cañaverales que ponen color a una bajada grandiosa. Es un valle que se abre al mar. Buscamos el charco del Conde pero no nos convenció al verlo y seguimos hasta la playa de la Puntilla . Es una larga playa de arena negra y callao. Los niños se divierten cogiendo olas que rompen en la misma orilla. Se divierten, juegan y disfrutan del momento, del lugar.

1503865968181
Valle Gran Rey


Buscamos un sitio donde cocinar y comer con la furgoneta. Y cerca de Playa del Inglés descansamos al medio día para emprender camino a Playa Santiago. Un pequeño pueblo turístico al sur de la Gomera. Caminamos por su avenida y jugamos en la playa a hacer torres de piedras. Al bajar el sol buscamos lugar donde pernoctar. Tenemos frente a nosotros el paseo y la playa. Lugar idóneo para descansar.

DÍA 3. Despertamos, desayunan los tres. Más tarde, nosotros nos tomamos un café en un bar de la plaza. Nos vamos dirección el interior de la isla para hacer una pequeña ruta en el Cedro. Para llegar se hace lento con tantas curvas, para ellos es pesado.
Llegamos, dejamos el coche en un aparcamiento de tierra entre monte verde. Hacemos el sendero hasta la Ermita de Lourdes. El camino esta muy bien, subida y bajadas bastante livianas y fáciles de llevar para los niños. A un lado de la Ermita hay un arroyo que parece de cuento, donde descansamos, picamos algo y los niños juegan con el agua. Nos refrescamos, y cuando ya nos encontrábamos recompuestos volvimos por el mismo camino hasta el coche. Es una ruta de 1km 900metros fácil para los enanos y cómoda para nosotros. Un sendero con un poco de altura pero muy llevadero, repleto de altos y delgados árboles que daban sombra todo el trayecto.

1503866016850
Sendero Ermita de Lourdes

Salimos de allí dirección mirador de Abraante. El cual tenía unas vistas muy bonitas de Agulo. El mirador es una pasarela panorámica de cristal que se alarga hacia el vacío. Pensé que sería mas impresionante. Quizás porque creíamos que encontraríamos bajo nuestros pies una acantilado que nos dejaría sin aire. No estuvo mal, lo único que debes entrar en el restaurante para poder verlo.
Nos dirigimos a Vallehermoso, al punto donde dormimos las primera noche. Al final del barranco, en una pequeña playa de callao y arena negra. Comemos en el restaurante del parque marítimo y nos bañamos en las piscinas que son gratuitas. Había bastante gente, totalmente normal con el calor que daba la calima. Disfrutamos la tarde, y al cierre regresamos a la furgoneta para montar todo, cenar y descansar.

DÍA 4. Al despertar desayunamos, nos aseamos, recogemos todo y partimos hacia San Sebastián. Cogemos el ferry de vuelta a Tenerife a las 11 de la mañana.

A pesar de ingeniárselas con juegos se hace tedioso para los enanos tantas curvas. Ir de un lugar a otro de la pequeña isla se puede hacer pesado. Cierto es, que hemos cogido plena ola de calor y a pesar de estar fresco el bosque, no se notaba la humedad característica de la laurisilva.

Esta pequeña visita a tierras gomeras me ha dado otro punto de vista de la isla. He vuelto a caminar por sus bosques, y a observar los paisajes que brindan los pequeños miradores que se reparten en la geografía isleña. He vuelto, aquella vez éramos tres, esta vez somos cinco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s