Ocio con niñ@s·Ocio en familia

TRASTEANDO EN ANAGA (Tarde de ocio)

Me encanta compartir tiempo de ocio con los enanos. Me gusta verla/os disfrutar fuera de casa sin tele, sin móviles, sin tablet e incluso sin juguetes. Al aire libre la/os pequeña/os desarrollan una forma diferente de jugar , de relacionarse con los demás, con mamá y papá, con sus hermanos e incluso con ella/os misma/os.

Cuando salimos a investigar nuevos lugares las horas pasan volando, y es que no solo un parque, o un área recreativa es divertido para ella/os. La playa es una apuesta segura y la montaña da mucho más de lo que pensamos.
Así que hoy hemos hecho una salida interesante al monte, concretamente Anaga. Una alternativa que ha llenado de emoción y curiosidad a la/os más pequeña/os.
Hemos comenzado haciendo una parada cerca de El Llano de Los Viejos, una de las primeras áreas recreativas de los Montes de Tenerife por los años 70. Bajando el sendero (dirección las Mercedes)a mano izquierda de la entrada peatonal del área y recorriendo unos 200 metros se encuentra un pequeño llano perfecto para la merienda.

1504484494101-e1504484772829.jpg
Llano de Los Viejos
Al bajar y subir hay que tener un poco de cuidado con las raices salientes, la arenizca y las hojas, que pueden hacer resbalar, por lo demás no tiene dificultad.
Extendemos una tela y pasamos un buen rato simplemente comiendo y hablando. El trasteador pequeño fue el que más investigó buscando palos y piedras, los otros dos conversaban.
En otras épocas del año el agua corre con más caudal por el fondo de barranco, esta vez solo encontramos un hilillo que parecía no tener prisa.
Después de llenar nuestros estómagos nos vamos rumbo la Casa de Fuset o Casa Franco. Una vivienda abandonada y completamente en ruinas de la que cuentan que posiblemente se alojó el dictador con su esposa.
Para llegar hasta ella nos dirigimos dirección el Moquinal, cuando llegamos a lo que parece el final de la carretera esta gira hacia la derecha convirtiéndose en una carretera de tierra. Bajamos hasta encontrarnos con una especie de esplanada abierta con pinos. El mar puede verse al final de las montañas. Aparcamos y después de dar vueltas, buscar, preguntar y casi abandonar la misión, caminamos por un sendero que nos quedaba a mano derecha de la carretera(si te pones de frente al mar y detrás monte, a la derecha).1504484555812
Los primeros metros con una vegetación baja y a continuación tupido por los árboles. Caminamos durante 10 minutos aproximadamente en una leve bajada hasta llegar a una curva hacia la izquierda, donde ya se asomaba la casa.
Trasteamos un rato imaginando películas, situándolos en un momento concreto de la historia, investigando por habitaciones, estancias, cuadras, imaginando una vivienda en condiciones, dando opciones de lo que podría ser cada suelo que pisábamos… estaban emocionados, querían continuar. Algo tan simple como una casa en ruinas los entusiasmaba, querían más.

1504484607623-e1504485041598.jpg
Casa Fuset
Así que les prometimos que seguiríamos buscando ruinas interesantes que enseñarles y empaparnos de historias. Hemos completado una tarde mas de ocio con algo diferente. Nos hemos rodeado de naturaleza a pocos minutos de casa. Hemos hecho algo interesante para ellos, para nosotros.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s