5 IDEAS PARA FOMENTAR LA LECTURA EN NUESTROS/AS HIJOS/AS

La lectura es una práctica que podemos adquirir en cualquier momento de nuestras vidas. Lo importante son las ganas y la motivación. No podemos escoger un libro en el que la temática no es para nada de nuestro agrado, ya que se nos puede hacer pesado y desechar la idea de que leer es algo agradable. Al igual que para los adultos la búsqueda de libros adecuada a nuestro intereses es clave para continuar ensanchando nuestra mente, para los niños/as no debe ser menos. Si comenzamos a trabajar con ellos/as este hábito desde que son bebés adquirirán por si solos el deseo de elegir aquellos cuentos o libros que más les gusten. Y si no es así estamos nosotros para ayudarles a ver con otros ojos las cualidades que tiene la lectura.1508147562822.jpg

1. TENER DIFERENTES OPCIONES DE  CUENTOS Y LIBROS DE ACUERDO A A EDAD.

Para comenzar a fomentar esta actividad es importante tener diferentes opciones para que escojan. A ser posible a la vista de estos y siempre adaptadas a la edad del pequeño/a.

Bebés de entre 0 y 3 años. Los cuentos con ilustraciones grandes, con relieves y texturas son una estupenda opción para que interactúen. La persona adulta le ayuda a pasar la página así como le muestra detalle a detalle lo que va apareciendo en cada ilustración, y le explica de manera sencilla o concisa lo que va ocurriendo.

De 3 a 6 años. Esta etapa es de las más importante para conquistarlos a través de los cuentos. Deben ser historias breves para que se mantengan concentrados durante todo el relato y con grandes ilustraciones con las que guiarse.

De 6-8 años en adelante. Probablemente en esta etapa ya hagan sus primeras incursiones a los libros, dejando los cuentos para alguna otras ocasiones. Los libros suelen ser textos más largos donde predominan las letras antes que los dibujos. Las primeras veces puede que les cueste leerse uno entero por si solos. Por ello es muy importante que se escojan temáticas que les llame la atención, historias fantásticas con personajes atractivos.1508147434148

2. LEER CADA NOCHE UN CUENTO O UN LIBRO ESCOGIDO POR ELLOS/AS.

Buscar el momento idóneo para la lectura. En nuestro caso son las noches. Hay menos ruidos, “todo” está preparado para el día siguiente y es una actividad tranquila para después irnos a dormir.

El papel del adulto es fundamental en estos momentos. Con los menores de 6 hay que ejercer cuanto menos de cuentacuentos. Contar la historia con emoción, poniendo énfasis en las acciones y haciendo atractiva cada ilustración que aparezca. Con los mayores, sin aún no han adquirido el hábito de leerse el libro por si solos les ayuda que mamá o papá lean junto a él/ella varias páginas. Nosotros comenzamos leyendo una página el adulto una página la niña, o por frases. Así hicimos con más de diez libros, con uno solo a veces no basta. Pasar de un cuento a un libro no debe parecerles engorroso, y si desde un principio intentamos que lo hagan solos pueden desmotivarse. Probablemente haga menos de un años o dos que han comenzado a leer, no pretendamos que devore los libros como si nada.

3.NO ESCATIMES EN CUENTOS Y LIBROS.

Si puedes permitírtelo compra junto a ellos/as libros y cuentos que les llamen la atención. Haz una o varias salidas al mes solo en busca de un texto idóneo para ellos/as. En la actualidad encontramos rastros y tiendas de segunda mano donde por uno o dos euros se pueden llevar nuevas historias que leer. Las librerías tienen una amplia oferta que motivará a tus peques a seguir con esta actividad. Que posean su propia estantería en casa con lo que más les gusta facilita la acción.1508147639270

4.VISITA LA BIBLIOTECA.

En España tenemos una amplia red de bibliotecas municipales donde escoger cuentos y libros acordes a su edad. Suelen tener espacios adaptados a los/as más pequeños/as para pasar un buen rato aunque sea ojeando aquellos textos que más les llame la atención. Que elijan uno o varios relatos. Que se los lleven a casa a modo de préstamo, también es una forma de adquirir responsabilidad con aquello que no es nuestro y debemos cuidar.1508147500185.jpg

5. LEER NO ES UNA IMPOSICIÓN, CREA NUEVAS HISTORIAS.

Leer no debe ser una obligación, y mucho menos una imposición. Aquella noche que no les apetece leer podemos dar alternativas y jugar a crear historias. Un cuento se compone de introducción, desarrollo y desenlace(lo hablaremos con más detenimiento en otro post), no importa que las primeras veces no vayamos paso por paso. Por lo menos intenta primero que inventen un personaje o elijan uno ya conocido. Una o uno comienza el relato y cada participante debe dar acción y continuidad a la historia. Se deben resolver problemas de forma creativa y no se debe corregir ni cambiar aquello que ellos/as propongan desde su imaginación. Aprovechemos también los adultos para dejar volar la fantasía.

Estas son claves que llevamos a cabo en casa y que por ahora han ido funcionando. Sabemos que cada niño/a es un mundo y a veces debemos buscar la forma adaptada a cada uno para motivarlos en esta actividad. En este caso el papel del adulto es muy importante. Si usas otras opciones no dudes en compartirlas, porque quizás las tuyas pueden ayudar a otras mamás y papás a incentivar a sus pequeños/as en este precioso y amplio mundo de la lectura.

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s