Alimentación·Crianza

TETA O BIBERÓN QUE SEA ALIMENTACIÓN RESPETADA

La teta o el biberón es un tema que en los últimos años está suscitando muchos debates. Está más que demostrado que la alimentación materna es la mejor para nuestros bebés y también está más que demostrado que la leche de fórmula no es veneno. Cuando una mamá decide dar a su bebé biberón, por la razón que sea (enfermedad, ansiedad, poco asesoramiento, el bebé no coge peso, no quiere, etc) será cuestionada siempre por el resto de mamás que han decidido o han podido dar pecho, y nunca a la inversa. La mamá de “fórmula” debe justificar constantemente sus malvados actos, porque seguramente habrá tomado esta decisión para dañar a su hijo/a o peor aún, porque pensaba de manera egoísta en sí misma. La mamá de biberón debe olvidarse de tener un fuerte vínculo con su bebé, porque una vez que le meta la tetina en la boca ya no querrá cogerlo, abrazarlo, acariciarlo, besarlo o mimarlo más, y el bebé dejará de tener proximidad y seguridad cuando esté cogido. Una mamá que da fórmula tiene que llevar con ella a todos lados un bolso cargadísimo de elementos (termo, bibe y leche) si das pecho no llevas nunca nada para el bebé ¿ y las toallitas, pañales, muda de repuesto, etc? Una mamá que da el biberón arrastra consigo la culpabilidad de no estar haciendo lo correcto y debe escuchar día a día un montón de sandeces que la hunden todavía más en sus remordimientos.  En fin a lo que quiero llegar con esto es que las mamás que no pueden o no quieren dar pecho no son malvados monstruos que desean el mal de su bebé, y que se merecen el mismo respeto que aquellas que disfrutan dando el pecho.1517998845432

Pero las críticas no solo le llegan a aquellas mamás que preparan sustancia peligrosas para sus bebés, las mamás que deciden una lactancia prolongada no están ni mucho menos exentas  de juicio. Pasados los doce primeros meses de su bebé la mamá de lactancia materna tiene que tener cuidado porque está criando a un niño/a dependiente que jamás querrá separarse de ella y con quince años querrá mamar de su teta. O el peligro que supone el apego constante con la figura más importante del menor, su madre. La madre da la teta por placer propio, porque eso ya no alimenta y es antinatural ver a un niño/a de cierta edad pegado al pecho de su madre. En conclusión unas y otras son todas unas egoístas.1518000293508

¿De verdad aún tenemos que escuchar todo este tipo de comentarios viviendo en lo que se supone que es una sociedad libre? Dejemos que cada cual elija lo que mejor le convenga y le haga sentir bien, será la única forma para que las mamás disfruten con libertad los primeros meses y años de su bebé.

Y ya de paso te dejo una pequeña recopilación de las cosas buenas que ven las mamás de teta o biberón en su práctica:1518000397524

Sea cual sea la decisión que tomes no olvides que a todas nos gusta ser respetadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s