Crianza·Reflexiones

CRIAR EN OTRO LUGAR

Criar en la distancia se hace en muchos momentos muy complicado. Cuando tienes cerca familiares, hermanos/as, abuelos/as, y amigos/as puedes quitarte de vez en cuando esa carga que soportas en todo momento cuando estás fuera. Vivir lejos de los tuyos/as dificulta la conciliación, los momentos de desconexión, las enfermedades, los imprevistos, etc ya que todo recae única y exclusivamente en tí y tu pareja(si la hay).

Adaptarte a un lugar nuevo, a una casa, un barrio, una escuela, el trabajo, a las caras desconocidas, al clima, al idioma (si es en el extranjero), etc son circunstancias que pueden generar estrés y ansiedad a todos/as o a algunos/as de los miembros de la familia. Además de todo ello hay que afrontar el vacío que se queda por la falta de familiares y amigos/as que acompañaban tu vida y la de tus hijos/as, la soledad y la incertidumbre de lo que vendrá.

Criar en la distancia es empezar de cero, crear un hogar el tiempo que se alarguen las circunstancias, esperar con deseo las visitas de aquellos/as que amamos y no pueden ver crecer día a día a tus peques, ni tú a los/as de ellos/as. Es mantener viva la comunicación (gracias  a las nuevas tecnologías, que lo facilitan) a través de fotos ,llamadas, audios o videos constantes. Escuchar sin responder<< ¿cuando vienen de visita?>> y soñar de vez en cuando con el regreso a casa.1511687574521.jpg

La pareja ya no es pareja porque no hay momentos a solas, una cena o un paseo de la mano están abandonados por la lejanía. No hay cama en la enfermedad, es desatenderte para atenderles bajo tus mal llevados cuidados. Faltar al trabajo, salir antes o ni siquiera trabajar porque los horarios son incompatibles con las escuelas.

La distancia es el dolor de sus lágrimas en tu propio estómago cuando dicen <<¡quiero volver a mi otra casa!>> y no puedes ayudarles, son sus miedos y los tuyos a la entrada del colegio. Es llorar a solas para superar  las barreras de lo desconocido. Y entonces hay que buscar el bienestar de todos/as los miembros entablando nuevas conversaciones, asistiendo a cada cumpleaños y cada oportunidad que se precie para fomentar sus relaciones y las tuyas.

Cuando pasa el tiempo y el dependiente de la tienda te saluda como a uno/a más, las mamás y papás te preguntan <<¿Qué tal?>>, cuando las tardes son de parques y amiguitos/as, cuando no hay nostalgia en las palabras, cuando la comunicación ha hecho de la familia una única piña, cuando las calles y la gente forman parte de tu todo.Cuando no anhelas pero si esperas visitas de familiares, y cuando el regreso no sea una prioridad quizás entonces se habrá creado un nuevo hogar.

La distancia le resta facilidades a la crianza pero suma capacidades personales que jamás se hubieran desarrollado si no hubiera existido ese cambio.

 

2 comentarios sobre “CRIAR EN OTRO LUGAR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s