Igualdad·Reflexiones

TÉ PARA TRES, LOS JUEGOS DE NIÑAS Y NIÑOS

Té para tres con vestido de vuelo, dando vueltas sin parar, que se eleva con el movimiento y cae al reposar.

Una mesa lista, exigentes comensales a la espera de una exquisita comida de plástico preparada sin estrictas pautas de manipulación.

Escoger sin restricción el rosa o el azul, tan solo disfrutando de la belleza de cada color en cada una de sus obras de arte.

Té para tres mientras comparten maquillaje, poniendo color a sus labios, sus ojos o sus mejillas. Pintando si hace falta también brazos y piernas, con esa sensación de cosquilleo que deja un lápiz sobre la piel.

Excelentes deportistas solo por hacer rodar un balón, percibiendo de cada golpe un indicio de grandeza.

Experimentar con cada pincelada de ilusión el tono de uñas más concorde a su persona.Tomando de té

Té para tres, a la espera de encender los mandos con los que dominan la pista, esquivando estereotipos con veloces coches de carrera.

Bailar por el suelo, de la mano, de pie o saltando al ritmo de la equidad. Sentir el cuerpo en estado puro con diversas melodías.

Un sillón a modo de barco rodeado de tiburones, espadas y una isla por explorar. Sortean los patrones que les impiden alcanzar el tesoro.

Té para tres, preparado con gran cantidad de fantasía, servido con diversión y acompañado con alegría.

No hay tópicos, no hay modelos, solo hay té para tres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s