EDUCAR SIN DECIR NO

Llevo varios días con eso de como no decir No a los niños para indicarles que algo no es posible. Mi hijo más pequeño está en la fase en que todo lo quiere, lo coge, se sube en cada sitio que puede, se enfada constantemente si no está satisfecho, etc etc (“los maravillosos dos años”,aun no los tiene, pero está muy cerquita) y ya había leído hace unos cuanto años que se podía decir No a los niños de una forma positiva para evitar de alguna forma algunos conflictos. Lo cierto es que no soy una mamá que aplique constantemente el No, pero lo uso, y a veces funciona y otras no, al igual que he aplicado frases positivas para evitar este monosílabo y siempre he llegado al mismo lugar.

La historia está en que me han entrado ciertas dudas con este método que te dice como decir de forma asertiva a tus hijos que NO hagan algo sin decir la palabra NO. Un ejemplo sencillo es; en vez de decir “no comas más golosinas” tendrías que decir ” Sé que te encanta comer golosinas, pero comer en exceso te puede hacer daño” así eliminas esas dos letras y le hablas de forma correcta a tu peque. Pero yo me pregunto  ¿ser asertivo no es expresar de forma correcta, honesta y directa nuestros pensamientos y sentimientos? entonces ¿ porque no puedo decirle “No comas más golosinas, que tanto exceso puede hacerte daño”? ¿porque el NO es tan perjudicial en la etapa infantil y necesitamos ayuda en la etapa adulta para usarlo?1531610975889

Creo que a veces nos da miedo las reacciones negativas de nuestros/as hijos/as, nos agotan, nos irritan e incluso en ciertos momentos nos ponen en apuros, pero ¿es malo que nuestros/as vástagos sientan frustración? y no digo con ello que usemos para todo el NO, si no que es parte de su desarrollo el que se enfaden, el que algo no les guste o no estén de acuerdo. ¿Cuantas veces a lo largo de su vida se encontrará con personas que sin ánimo de dañar u ofender dirá con un claro y directo NO a algo que no le apetece? ¿Como se lo tomarán nuestros hijos/as ya adultos el recibir la negativa? ¿Serán ellos /as capaces de decir NO a una situación que no les guste, que no deseen, que les molesta o sea dañina?

He leído que esta es la forma correcta para que ellos/as entiendan y comprendan la  negativa de ciertas situaciones, pero sigo pensando que puede hacerse con un fifty-fifty. En la disciplina positiva nos dan pautas( y muy prácticas, no es ironía) para hacerlo:

-Mamá ¿puedo jugar en el patio con el agua?-

-Claro Juan, cuando termines de comer-

Y esto es cuando lo aplico en casa, por ejemplo con el mediano, porque cada uno/a es diferente y se toman las cosas de forma distinta:

-Mamá¿puedo jugar en el patio con el agua?-

-Claro Juan, cuando termines de comer-

-Pero si aun no está en la mesa lista-

-Pues podrías ir poniéndola tú-

-Es que yo quiero jugar mientras en el patio-

-Vamos a comer ya ,mejor déjalo para después-

-Jooo mamá, solo un poquito y te ayudo-

-Es que necesito ayuda ahora para poner la mesa-

-Por fa, es solo un momento, déjame jugar en el patio-

-Juan, es mejor que lo hagas después que tendrás más tiempo-

Entonces hay dos opciones: o que se tire en el suelo mosqueado, no quiera seguir hablando y patalee, o sigamos con la conversación largo rato para que termine mosqueado. Quizás usando un ” Ahora no porque la comida ya está lista, después tendrás más rato para el juego” se terminaría el lío, o no, en esta casa nunca se sabe y con estos enanos/as menos aún. Puede que con una sola frase queden satisfechos, como puede comenzar un berrinche o enrocarse la conversación con más de lo mismo.1531611064504

A lo que voy con todo esto es que me encanta leer teorías, poner en práctica todo aquello que creo que pueda ser beneficioso para el desarrollo de nuestros/as hijos/as y para la salud mental de nosotros(mamá y papá) . Así que con esto de no decir NO creo que es tan importante decir no, como explicar o aclarar esa negativa, al igual que considero que no es positivo un NO constante e imperativo por el mero hecho y la desgana de no explicar las cosas.

Sinceramente creo que con educar con coherencia, paciencia, naturalidad y mucho amor podemos ir viviendo la maternidad/paternidad sin complejos ni obsesiones. Al final el objetivo de todas y todos las/os mamás y papás es criar y educar hijos/as felices y emocionalmente fuertes.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s