Crianza·Reflexiones

OLEADA DE AMOR

Son mis pequeñ@s un océano de amor, una marea de oleaje intenso en los que a veces creo que me voy a ahogar, y un mar en calma en el que no querría dejar de nadar.

Sin rumbo, pero no a la deriva son las velas del barco que intento manejar desde el timón; grandes, fuertes e imprescindibles para este viaje.
Son la maleta de mi travesía, pesada, ligera, limpia, sucia, grande o pequeña siempre presente en mi aventura.
Son el episodio abierto que nunca más se cerrará, porque ya están aquí, porque desde que los conozco no hay nada en este mundo que vuelva a ser igual, porque el amor se transformó y es tanto lo que los quiero que volvería a repetir el camino. Con llanto, con dolor, con malestar, con esos días insoportables en lo que hubiera metido la cabeza en un hoyo, con cansancio, con tristeza o con culpabilidad. Volvería a recorrer los mismos pasos para tenerlos, a ella/os, a los tres, una a uno.

Siento que amo lo peor y lo mejor de si mismos, que lo quiero, los amo y que no hay nada tan superior.IMG_20180804_084636_388
Son brillantes estrellas en un intenso, oscuro e infinito universo maternal. Las observo, e intento no perder el norte cuando voy de camino al sur, con una brújula estropeada y pensando que algun día el camino sera diferente.

Nado, con mis trasteadores al cuello, colgados de mi espalda tomando reposo y aprendiendo a valerse por sí mismos en este gran océano. Siempre, cueste lo que cueste intentaré mantenerme a flote para empujarla/os las veces que necesiten.

Son parte de mí, ahora y siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s