SEXO ¿CUANDO LO HABLAMOS CON NUESTROS/AS HIJOS/AS?

Cuando nombramos la palabra sexo y esta va en relación a nuestros/as hijos/as y sus dudas, nos entra una especie de bochorno con el que llegamos a vetar el tema. Cuando son peques porque son muy peques y cuando crecen porque o no nos vemos capaces de abordar el tema o simplemente creemos que ellos no están capacitados para recibir tal información.

Sus preguntas irán variando en función de su edad y  curiosidad, también lo harán a partir de lo que escuchen a sus iguales y es fundamental no mentirles. Es  mejor que no tenga una distorsión del tema, que es lo que suele ocurrir cuando saca sus propias conclusiones con amigos/as y no con los adultos. Responde a sus preguntas con naturalidad y seguridad, prepáratelo si así lo consideras y sientes que lo harás mejor en el momento que te aborden.

No te asustes, que les expliques no significa que los/as estés empujando e invitando a un mundo obsceno, los primeros años de su vida no ven el sexo como adultos o adolescentes, ve paso a paso y no será tan complicado. Haz que confíe en ti para preguntar, que sea consciente de que no hay ningún problema para hablar, y así cuando vaya creciendo podrá ir resolviendo miedos, dudas o curiosidad de forma correcta. Con respuestas breves quedan satisfechos, aunque probablemente repitan la misma pregunta varias veces a lo largo de la etapa en la que se encuentre. Es fundamental que no te rías de sus dudas ni que lo esquives, si consideras que no es el lugar idóneo para charlar díselo y pregúntale más tarde cual era su pregunta, no lo dejes pasar como si no te acordaras.1536662277945

Empecemos por lo simple, y es que tenemos muy arraigado el no llamar a los genitales por su nombre correcto, sin ir más lejos; en casa hace bastante tiempo mi hija le decía al mediano que el tenía pene, y mi hijo  le porfiaba que esto no es así, que el tiene cuca y el pene es lo que tiene ella ¿es que momento se creó esta confusión? Pues desde que no llamamos las cosas por su nombre; los genitales son la vagina y el pene, hay niños con pene, niñas con vagina, hay niños que se sienten chicas en cuerpos masculinos y viceversa(ya me extenderé en otro post en este tema más importante aún). Sí, existen infinidad de sinónimos para nombrarlos, pero no nos olvidemos de algo tan básico como esto.

En la etapa infantil 3-5 años su curiosidad se centra en los diferentes genitales, de donde vienen o como nacieron. No adornes con cigüeñas ni cuentos de hadas, explícale de forma sencilla. Esta es una edad (depende siempre de cada menor) en la que sentirán curiosidad por los otros/as, esto te facilitará para enseñarle que sus genitales son suyos y privados( y los de los demás también),y que es natural que sientan interés por sus órganos genitales, están explorando.

En la etapa primaria entre los 6-8 años buscan otras respuestas que van más relacionadas a la sexualidad, como llegaron hasta el vientre de mamá y como es el acto, ya que comienzan a relacionar ambas cosas. Explícale sin pudor como es una relación sexual, déjale bien claro que es algo voluntario entre adultos, y que nadie puede obligar a nadie a hacerlo. No necesita que le hables con pelos y señales, se simple, con ello comprenderán mucho más de lo que piensas.

En la etapa primaria entre los 9-11 años En este punto(siempre dependerá del pequeño/a)comenzará a tener una visión más amplia del mundo de la sexualidad. Es una etapa perfecta para responder cuestiones que van en relación al placer y no al  hecho reproductivo, a enseñarles a ser responsables, al placer propio, a las consecuencias negativas de un acto mal llevado (sin protección), la existencia de métodos anticonceptivo, etc. Si desde un principio hemos hablando sin tapujos con nuestros/as hijos/as abordaremos esta etapa con sencillez, quizás nos siga costando, pero comprobarás con la confianza que te darán(tus hijos/as) de la barbaridades que escuchan en la escuela o con sus grupos de iguales, y como tus hijos/as han sabido diferenciar lo que es real de lo que no.

La música actual, la publicidad, las películas entre otros distorsionan la realidad sexual, así que, que mejor que comenzar desde casa con una correcta educación sexual. Enseñemos a nuestros/as  descendientes a tener una futura vida sexual segura, adecuada, responsable y respetuosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s