CRONÓMETRO A CERO

En la actualidad soy mamá de una niña y dos niños, ya que prácticamente ha finalizado la etapa de bebé de mi último hijo. Este comienza a ser más independiente, se entretiene mucho jugando, ayuda en alguna tareas – a su manera-, se está soltando mucho a hablar, intenta vestirse solo y un largo etcétera que lo hace más mayor. Lo cierto es que algo va cambiando en el estado familiar, y me encanta pensar que va siendo autónomo, como su hermana y hermano mayores. Esto da mucha más libertad y es menos agotador que los dos primeros años, es el momento que deseo que llegue cuando estoy hundida en el cansancio del día a día, y ahora que poco a poco puedo comenzar a retomar mis momentos, que siento que no soy un zombie y que puedo disfrutar mucho más de ella/os en conjunto volvería a tener otro bebé.

1544648191663

Menos mal que de mutuo acuerdo, hace ya muchos meses, decidimos enredar la parte masculina para que no se nos ocurriera la “loca” idea de volver a tener descendencia, o que de manera inesperada quisiera llegar otro ser más a este mundo. Repito, fue mutuo acuerdo, y yo tenía súper súper claro que no tendría más hijos/as; porque tres ya son suficientes, da trabajo, te exige estar casi al 100% con ellos/as -sobre todo cuando son bebés- , no hay casi momentos para mí, ni en pareja, las lavadoras se convierten en una prioridad, la organización debe ser constante para que no haya estrés, hay que pasar un embarazo… y yo a pesar todo volvería a tener otro vástago, y si no fuera por esa vasectomía, estoy convencida de que ahora estaría convenciendo a mi pareja para tener otro bebé. Entonces me planteo varias cuestiones: ¿Me engaño a mí misma? Si yo lo tenía clarísimo, ni loca pasaría por otro embarazo, parto, postparto, pecho, noches en vela, gateo, llantos, hormonas, lumbares… ¿Cómo es capaz la mente humana de “borrar” repentinamente todo lo sucedido y ponerme el cronómetro a cero? Cómo si no extrañara la tranquilidad, el reconectar conmigo, el vivir con ella/os la nueva situación. ¿Es ser egoísta el querer continuar teniendo hijos/as? ¿Es una carencia no trabajada y se tapa trayendo descendencia? ¿Es una forma de no afrontar que poco a poco vuelvo a ser yo y ya no me reconozco?¿Es que la experiencia me llena más de lo que imagino? o ¿Es verdadero instinto animal y me guío por ello?

1544648251211

Siempre tuve claro que iba a ser madre de familia numerosa, quizás porque yo también lo fui (somos cuatro) y eso me condicionó: Comiendo todos/as juntos/as, las tardes de juegos de mesa, las peleas, los días de reyes, las vacaciones en coche, las fiestas, y siempre jaleo…bueno o malo, pero siempre había algo o alguien, y cuando no te apetecía te ibas y se acabó. De todos/as aprendí y aprendo cosas y quizás eso es lo que quiero para mis descendientes, esa felicidad compartida durante varios años, los que duren hasta su independencia. Que aprendan a respetar aunque se odien por momentos, a ayudarse aunque consideren que el otro/a no se lo merece o a amar igual aunque sean diferentes. Esto podría ser uno entre muchos de los porqué quisiera seguir teniendo hijos/as.

Se de muchas parejas con dos peques que se hubieran lanzado a la piscina por un tercero si no hubiera sido un condicionante primordial lo económico, la edad, el trabajo o los estilos de vida. Muchos me han confesado que hubieran sido familia numerosa si esto no les hubiera entorpecido el camino, así que lo de seguir trayendo descendientes al mundo no es solo cosa mía, si no también de los que me rodean, que buscan la parte más racional de sus miedos para aceptar sin remordimientos que no volverán a tener más hijos/as. Yo seguiré en la búsqueda de respuestas a mis preguntas, y  a pesar de tener esos planteamientos idílicos que revolotean por momentos mi cabeza, yo no voy a tener más hijos/as. Tengo una parte racional que  de vez en cuando me trae los pies a la tierra y me recuerda todo aquello que quiero retomar poco a poco mientras ella y ellos siguen creciendo. Ahora toca probar cosas nuevas, aplicar métodos que me hagan disfrutar más de la maternidad, vivir más despacio y volver a ser mujer y no solo madre. Quizás solo es la versión mini del nido vacío y cuando me de cuenta, no querré saber absolutamente nada de embarazos y bebés.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s