Cómo fortalecer la autoestima en mi hijo/a.

Desde hace muchos años tenemos la idea errónea de que podemos “dar autoestima” a nuestros/as hijos/as a partir de los halagos. Les decimos “qué guapo estás”, “que inteligente eres”, “que fuerte te veo”,  y con ello lo que conseguimos inintencionadamente es que su autoestima dependa de los demás, no aprende a valorarse a sí mismo/a ni a reflexionar sobre la forma correcta de actuar ya que la fija a partir de la aprobación externa.
Esto ocurre cuando intentamos fortalecer o aumentar su autoestima solo a través de este medio, excluyendo otros más fundamentales y con mejores resultados.

Partimos de la base de que el Autoconcepto es el conjunto de creencias que tenemos sobre nosotros/as mismos/as. La valoración positiva o negativa que hacemos de nuestro autoconcepto es la AUTOESTIMA, esta está relacionada con el bienestar físico, social y psicológico.

Algunas características de las personas con AUTOESTIMA POSITIVA:

  • Favorece la iniciativa
  • Se relacionan mejor
  • Son más asertivas
  • Creativas
  • Se dejan influenciar menos
  • Buscan soluciones
  • Confían en sí misma y en los demás

Algunas características de las personas con  AUTOESTIMA NEGATIVA: 

  • Miedo a fallar
  • No arriesgan
  • Reacciones emocionales fuertes, positivas o negativas.
  • Dificultad en las relaciones.
  • Autoconcepto confuso.
  • Poco creativo.
  • Son más crítico, sobre todo con los demás.

FortsleComo seres sociales la pertenencia al grupo es un objetivo primordial, sobre todo para los/as niño/as, los cuales necesitan sentirse tenidos en cuenta. Con frecuencia y por nuestra ajetreada vida no contamos con la opinión de ellas/os para la toma de decisiones en aspectos que les afectan, eso pasa tanto en casa como en la escuela. Hoy en día, los menores no tienen muchas oportunidades  para sentirse necesitados e importantes ya que se hace todo por ellos/as; no cocinan, no lavan ropa, no preparan sus cosas para la escuela, e incluso no hacen la tarea solos, todo ello por simple que parezca no les brinda la oportunidad de “ser capaz” de realizar por si mismas/os lo propuesto (previo aprendizaje), por lo tanto esta percepción no la pueden adquirir, lo que conlleva a una visión equivocada de su persona.

Gracias a que la autoestima podemos modificarla y puede ir cambiando a los largo de la vida a continuación te muestro distintas alternativas a los halagos para poder alcanzar una autoestima positiva:

LA IMPORTANCIA DE LA PERTENENCIA AL GRUPO. Su base de sociabilización comienza en casa y con la familia, es fundamental que se sientan escuchados, respetados y tenidos en cuenta. Será la premisa para desarrollar una conducta asertiva basada en la colaboración, la comunicación y la empatía con los/as demás. 

  • ESCUCHADOS, no juzgados.
  • RESPETADOS, con límites, amor y disciplina.
  • TENIDOS EN CUENTA, no siempre tiene razón el adulto.

Darles TAREAS ACORDES A SU EDAD. Que comiencen y terminen algo, que sientan que son útiles y capaces para desarrollar lo que se les plantea adquiriendo la responsabilidad precisa. Si no les enseñamos competencias para la vida, no desarrollan su responsabilidad.

Que EL ERROR SEA LA FUENTE PRINCIPAL DE APRENDIZAJES.  Los/as niñas aprenden a resolver los problemas que aparezcan cuando previamente han sentido el fracaso. Superar las dificultades les demuestra que son capaces de encarar los vaivenes de la vida.

DESARROLLAR HABILIDADES INTRAPERSONALES  enseñándoles a comprender las emociones propias será importante para desarrollar la autodiciplina y el autocontrol.

La PRÁCTICA DE ACTIVIDADES DEPORTIVAS favorece sus habilidades motoras entendiendo con ello que son capaces de superarse y mejorar con constancia y disciplina.

1525206830471

Ya sabes no “des autoestima” a tus hijas/os, acompáñalas/os en el proceso de capacitación, aprendizaje, fortalecimiento o desarrollo, serán ellos/as los que adquieran una valoración más positiva de si mismos/as a partir de como comiencen a verse.

 

 

 

9 Comments

  1. yo creo que se requiere de ambos. Los halagos como forma simple de recordarles las cosas buenas que tenemos de ellos y todo lo demás, para fortalecer su opinión de si mismos. en casa, por ejemplo, cuando se burla algún compañero de alguna de las niñas, siempre les digo a ellas que se miren al espejo y me digan si creen que la burla es cierta. A veces dudas, a veces lo tienen claro, y según su reacción trabajmos ese aspecto

    Me gusta

    1. Hola Lai, gracias por tu comentario.No es positivo cuando solo intentamos que su autoestima aumente o se fortalezca a través de los halagos sin que ellos/as consigan nada por sí mismos. Esta claro que recordarles las cosas buenas que tienen nunca está demás, ¿A quién no le gusta?muchas gracias por tu comentario!lo del espejo me ha encantado. Saludos

      Me gusta

  2. Yo creo que haciendo un buen uso del halago no les viene mal. Siempre sin abusar de ellos, pensando en qué les decimos y cómo. Si a nosotros nos gusta recibirlos alguna vez (aunque no dependamos de ellos) a ellos también les gusta recibirlos. Pero como digo, con mesura y en los momentos adecuados, nunca a lo loco

    Me gusta

    1. Tenemos coletillas muy arraigadas, a mí me pasa mucho lo del muy bien y los halagos, no podemos cambiarlo sin más, pero si lo sabemos nos ayuda a ir mejorandolo. ¡¡Gracias por tu comentario!!

      Me gusta

    1. Eso es cierto, el muy bien es otra coletilla que tenemos muy arraigada y al final lo que conseguimos es que busquen el muy bien y las felicitaciones constantes para hacer las cosas. Gracias por tu comentario.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s