EXPERIENCIAS AVANZADAS

Hay mujeres que admiro, que están por encima de mí, no porque sean mejores si no porque su maternidad está mucho más avanzada que la mía. Admiro sus historias, sus conversaciones, sus experiencias. Acordes o no a lo que yo prefiera en casa ellas me enseñan que “esto es lo que hay”. Disfruto aprendiendo de lo que ellas ya han vivido, de lo que sufren o sufrieron, de lo que disfrutan o disfrutaron e intento coger nota para que las siguiente etapa sea más llevadera. Sigue leyendo “EXPERIENCIAS AVANZADAS”

DE VUELTA A LA VIDA LABORAL

Pensaba que se me iban los años de cotización solo criando, pero no, he regresado a la vida laboral, esa que tanto ¿añoraba?¿necesitaba? He vuelto a ponerme los zapatos de la novedad, he caminado temblorosa para llegar a un estado sin retorno. Me gusta lo que hago, adoro mi trabajo y  lo que recibo día a día. Los extremos de la vida me han tomado como lugar de encuentro,  se han revalorizado los codos sobre la mesa, y ahora, soy más joven que nunca. Me recoloco como un punto en la línea recta. Sigue leyendo “DE VUELTA A LA VIDA LABORAL”

LO QUE TE QUITA LA MATERNIDAD

Me quedé embarazada por primera vez con veintitrés años, y a pesar de que mi madre ya me había puesto sobre aviso de lo que ocurriría los treinta y seis primeros meses, quise hacer oídos sordos. Y claro, con lo bonita y sencilla que se viste la maternidad no iba a aceptar que esos tres primeros años no tendría “vida propia”. Lo que no se cuenta no existe, pero lo que se cuenta y no se escucha te empuja con fuerza hacia el abismo. Sigue leyendo “LO QUE TE QUITA LA MATERNIDAD”