LO QUE TE QUITA LA MATERNIDAD

Me quedé embarazada por primera vez con veintitrés años, y a pesar de que mi madre ya me había puesto sobre aviso de lo que ocurriría los treinta y seis primeros meses, quise hacer oídos sordos. Y claro, con lo bonita y sencilla que se viste la maternidad no iba a aceptar que esos tres primeros años no tendría “vida propia”. Lo que no se cuenta no existe, pero lo que se cuenta y no se escucha te empuja con fuerza hacia el abismo. Sigue leyendo “LO QUE TE QUITA LA MATERNIDAD”

POSTPARTO, TRISTEZA PASAJERA

Tres seres de tres épocas distintas de mi vida. Tres pequeños recién llegados a este mundo. Con un cuerpito minúsculo, con manitas que envolvían mis dedos sin apenas fuerzas.Con piecitos y bracitos que parecían muy frágiles y que fueron creciendo entre mis brazos. Tres bebés que alimenté con pecho y biberón. Tres seres con los que sentí emociones muy diferentes. Sigue leyendo “POSTPARTO, TRISTEZA PASAJERA”