FELIZ SIN MIS HIJOS/AS

                                                  REPOSTANDO

Tres días  y medio para mí. Ochenta y cuatro horas de momentos a solas. Setecientos minutos para eliminar el ruido mental. Miles de segundos  para desconectar la realidad. Sigue leyendo “FELIZ SIN MIS HIJOS/AS”